AGENDA

DECLARAMOS #EMERGENCIACULTURAL



Bogotá D. C. 27 de marzo de 2020
Comunicado desde los consejeros locales y distritales del Sistema Distrital de Arte, Cultura y Patrimonio, expresando la urgencia de atención y clasificación de los trabajadores de la cultura como sector vulnerable, en alto riesgo en el marco de la emergencia declarada por COVID-19.
A la Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría de Cultura Recreación y Deporte, Secretaría de Integración Social Distrital, Instituto para la Acción Comunal Distrital, Ciudadanía en general y quienes se dedican al ejercicio del  arte, la cultura y patrimonio en la ciudad. 
Nosotros, los representantes del Sistema Distrital de Arte, Cultura y Patrimonio  de Bogotá, elegidos popularmente, en ejercicio de nuestro derecho a la participación y amparados en la normatividad cultural, especialmente la Ley 397 de 1997, Ley 1757 de 2015  y Decreto 480 de 2018, en coordinación autónoma e independiente respecto de la instancia de concertación con los agentes institucionales y en cumplimiento de nuestras funciones, realizamos el presente comunicado: Ante la presente emergencia social, ambiental, económica y de salud nacional, manifestamos y solicitamos al gobierno distrital la clasificación y consideración de emergencia de nuestro sector, en razón de la difícil situación que vive hoy buena parte de los ciudadanos artistas, gestores culturales, artistas formadores, promotores socioculturales y demás trabajadores del arte, la cultura y el patrimonio.
Nos declaramos entonces en emergencia cultural, pues tanto los hechos de dificultad económica de los mencionados agentes, vivenciada desde el segundo semestre de 2019, como los recientes eventos de declaratoria nacional de estado de emergencia, generan en los trabajadores de la cultura consecuencias de vulnerabilidad y por tanto calamidad pública.
Consideramos que como sector social o población con características culturales específicas, buena parte de quienes ejercen las labores mencionadas antes, no cuentan con las condiciones básicas de subsistencia y auto-satisfacción de las necesidades básicas y menos, en un contexto de confinamiento general de los habitantes del país. Lo anterior desencadena la calamidad pública de este sector, que no es clasificable dentro de otros sectores sociales o poblacionales, en vista que requieren atenciones extraordinarias en otros campos diferentes del tema alimentario y el salvamento en obligaciones financieras o propias del sector comercial y empresarial.
En conocimiento del trabajo y esfuerzos realizados por la administración Distrital para responder a la actual situación de emergencia y las acciones de mitigación desarrolladas para asegurar y resguardar los derechos y dignidad de los habitantes de Bogotá, consideramos que la articulación interinstitucional y la permanente comunicación con las organizaciones y líderes de los diferentes sectores sociales debe ser la base de construcción colectiva y coordinada de alternativas a las situaciones contingentes, como lo exponen los principios de democracia  participativa y democratización de la administración pública, consagrados en el artículo 32 de la ley 489 de 1998, modificado por el artículo 78 de la ley 1474 de 2011. 
En este contexto presentamos a ustedes una serie de necesidades que planteamos desde los agentes de participación, el cual podrá ser detallado o alimentado en el marco de una concertación de urgencia con diferentes instituciones distritales. A continuación exponemos estas solicitudes para posteriormente argumentar más en detalle las razones de consideración de nuestros ciudadanos artistas y cultores, como una población en emergencia:
  1. Implementar la recolección de datos y registro de artistas, gestores y promotores en situación vulnerable, a manera de base de datos, que recoja la información de manera oficial para uso de gestión de ayudas y manejo de datos estadísticos de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y el Consejo Distrital de Arte, Cultura y Patrimonio.
  2. Incluir  a los artistas y Gestores culturales locales en manifiesta situación vulnerable, dentro de las ayudas y auxilios de alimentación, salud y demás que la Alcaldía Mayor implementa, programando a este sector como un tipo de beneficiario, pues no clasifican como habitantes de calle, desplazados o vendedores informales.
  3. Considerar el arte, la cultura y el patrimonio como un servicio público estratégico para el manejo del confinamiento masivo, para de esta forma construir un ecosistema cultural de emergencia con acciones en cuadra.
  4. Generar en el marco del Sistema de Participación una mesa que de manera técnica aporte al diseño, adaptación y reglamentación del Decreto 475 en la ciudad, como garante del cubrimiento de beneficios a quienes del sector más lo necesitan
  5. Destinar recursos públicos para la puesta en marcha de un sistema de soporte, sustentabilidad y supervivencia económica para el sector, ya que, ante las difíciles y prolongadas circunstancias y en caso de no poder asegurar ingreso por vía de empleo arte para todos y todas, deben asegurarse beneficios diferenciales, pues se requiere asegurar un mínimo de recurso para aquellos que solo podrían confinarse. 
En este contexto son requeridos según el caso beneficios de desempleo, subsidios salariales, subsidios de asistencia y protección social, subsidio C para artistas mayores, apoyo a pago de arrendamientos de vivienda, bodegas, salas o servicios públicos, suspensión de créditos y/u  obligaciones bancarias relacionadas por inversión en el campo cultural y desembolsos adelantados para las becas y convocatorias ya asignadas.
  1. Sugerimos como posibles y viables estrategias de beneficio,  que aseguren la viabilidad financiera del punto 4 las siguientes:
  1. Concertar los mecanismos desde Alcaldía Mayor y Secretaría de Gobierno con JAL y Alcaldías Locales del adelanto y priorización de los recursos locales llamados excedentes financieros, enfocados al componente social para apalancar desde allí y desde otros recursos del orden distrital necesidades descritas en el punto 4 como la ampliación del subsidio C para artistas mayores y el subsidio de desempleo, con beneficio tanto del sector como de otros.
  2. Las metas del PDD Bogotá mejor para todos en el último año ya se han afectado en temas como obras que se correrán por lo menos en 2 meses por lo cual se presenta la posibilidad de disponer de parte de este recurso local y distrital.
  3. Como medida laboral, viabilizar jurídicamente con Alcaldía Mayor y Secretaría de Gobierno, el que  los Fondos de Desarrollo Local y la SCRD sean autorizados a modificar su POAI 2020 en razón de la urgencia manifiesta y que los recursos aún no comprometidos por contratos vigentes e iniciados, se reorienten a reformulaciones y contratos para el trabajo en emergencia y en calle, llevados a los hogares bogotanos y ejecutados por organizaciones y artistas de los mismos territorios; dando oportunidad a presentar obras, conciertos, iniciativas  y demás actividades artísticas y culturales. Revisar la figura de contratación directa o mínima cuantía para su viabilización y priorizando en la contratación a las organizaciones locales que tengan los requisitos y capacidades, técnicas, administrativas y financieras, para ejecutar los proyectos y contratos pues estas son las únicas que pueden ofrecer estos servicios en los mismos territorios.
  4. Redirigir el presupuesto de Estampilla procultura hacia la vocación social de esta cuota impositiva que es el bienestar del artista y gestor cultural, soportando la dificultad de pago de salud y cuotas de vivienda, así como ampliando el recurso de Fomento. Consideramos que los Beps no son una solución real para la crisis que vive el sector.
  5. Conservar el presupuesto de la LEP en la inversión de artes escénicas como se estipula originalmente pues es el sector más rezagado y requerirá salvamento posterior a esta emergencia. 
  1. Gestionar con el orden nacional acciones de congelamiento de pagos de seguridad social de personas del sector vinculadas como independientes  y que evidentemente no están ejerciendo su labor y con lo cual sería además ilegal exigir cotización. Esto sin perjuicio de su cobertura y asegurando la no desactivación del sistema y no suspensión de la prestación de servicios de salud. Revisar en qué casos se podría  asumir el porcentaje de salud desde la administración distrital.
  2. Priorizar desde Alcaldía Mayor y Secretaría de Gobierno el acelerar la liquidación de contratos locales en materia de cultura, pues nunca son priorizados y muchos artistas, formadores y gestores locales dependen de ellos y esperan desde el año pasado recursos para sobrevivir.
  3. Que las convocatorias y recursos para territorializar, por parte de la SCRD y/o sus entidades adscritas sean redirigidas y flexibilizadas en sus requisitos, para que faciliten a los sectores en tener una rápida y efectiva participación, en el mismo contexto temático del punto 3.
  4. Recomendar al orden nacional la Inyección de recursos y desgravación fiscal para pequeñas y medianas empresas (MIPYME).
  5. Desgravación de tasa impositiva para respaldar la continuidad del funcionamiento de las empresas culturales y la prestación de servicios de los trabajadores independientes que dependen de ellas.
  6. Recortes temporales al impuesto sobre la nómina y exenciones para empresas que fomenten esquemas de retención de empleo cultural
  7. Asegurar desde Bancoldex la protección de quienes deseen desde el sector adquirir créditos para salvar sus procesos y negocios. Debe ser ampliado el apalancamiento a las ong o a las entidades sin ánimo de lucro, agrupaciones o personas naturales, es decir, a trabajadores y trabajadoras de la cultura y no únicamente a grandes emporios financieros, congelamiento de pago de deudas a bancos y entidades financieras
  8. Implementar un Fondo de Mitigación de emergencia para el arte y la vida con la creación de una mesa técnica distrital que se sume a la coordinación de éste. Deberá sumar  los recursos colectados de grandes espectáculos públicos que seguramente no se realizarán, estampilla pro-cultura, LEP, recursos locales, excedentes financieros y demás que sean recogidos. Su finalidad es organizarlos para cubrir los primeros 4 puntos de esta solicitud.


Desde los inicios del Sistema Distrital  de Arte, Cultura y Patrimonio ya hace 25 años, se ha manifestado la necesidad de considerar una diferenciación de los tipos de actividad social o económica de quienes desarrollan actividades relacionadas con arte, cultura y patrimonio, pues un segmento de estos, por su origen comunitario, empírico o de inestabilidad e informalidad laboral, presentan una condición de vulnerabilidad mayor  y de orígen, que no es discriminada positivamente o que es absorbida por actores de mediano o alto nivel socioeconómico. El mismo fenómeno ocurre con las organizaciones socioculturales vulnerables que no son protegidas (constituidas legalmente o no) y terminan siendo sujetos de obligaciones y condiciones de competencia con organizaciones de clara vocación mercantil y capital de soporte.


Consideramos que se deben generar soluciones diferenciadas para todos los tipos de actores mencionados, pues las industrias culturales también se encuentran en una parálisis absoluta y con una carga de obligaciones que no da espera. La discriminación positiva de personas y organizaciones que no cuentan con capital de soporte, contratos vigentes o postergados, residencia propia, entre otras, debe ser urgente para que asegure la vida digna y reconozca su aporte histórico a la construcción social, humanista, formativa y pedagógica que siempre han presentado las mujeres y hombres de la cultura como bandera de trabajo.


Hoy, ante la crisis declarada en el estado de emergencia y como agravante, la realidad de nuestro sector se ha visto abocada a una condición de alteración e interrupción grave de sus condiciones normales de funcionamiento y operación, afectando a la comunidad cultural y a la ciudadanía depositaria del bienestar y acción cultural que nuestro sector produce. La ley 1523 de 2012 define y orienta nuestra solicitud de considerar nuestra condición de vulnerabilidad y nuestro estado de calamidad de buena parte quienes desarrollan actividades artísticas, culturales y patrimoniales; también los principios 5 y 6 de esta ley, relacionados con el sentido participativo y de diversidad cultural dotan de sentido a nuestra solicitud y oportunidad de participación en las directrices que se deriven de esta petición. 


De igual manera el decreto 475 de 2020, en virtud de este evento adverso y su inminencia ya comprobada, reconoce implícitamente la vulnerabilidad del sector pero no de aquellos trabajadores que siempre son invisibilizados bajo el término  de independientes. sin embargo, su tendencia a realizar acciones hacia la mitigación de las consecuencias del confinamiento, da veracidad a los argumentos del presente comunicado.


NO nos encontramos de acuerdo con las fuentes planteadas para afectar desde el decreto en mención y reiteramos como lo hizo el Comité de Coordinación Nacional de Teatro y Circo que plantea la necesidad de Implementar un Fondo de Mitigación de emergencia para el arte y la vida y la creación de una mesa técnica nacional que se  sume a la coordinación de éste. Es nuevamente inequitativo y falto de solidaridad el no tocar los recursos asignados a inversión y gasto hoy y comprometer los que iban directamente a sectores vulnerables de las artes escénicas o prometer los BEPS que ya vienen imponiendo y que nunca llegan al trabajador, mediador o promotor sociocultural.


El reconocimiento de nuestra vulnerabilidad en el orden nacional nos lleva a solicitar para el distrito el aseguramiento de un paquete de medidas que impacten los múltiples tipos de actores y sentidos de trabajo y apoyo en este contexto de crisis descrito. Aún continuamos a pesar de estas difíciles condiciones, construyendo caminos de aporte y construcción de humanidad, desde los esfuerzos personales y tecnológicos de los diferentes actores del arte, la cultura y el patrimonio, siempre en búsqueda del beneficio de los ciudadanos capitalinos.


La presente solicitud de declaratoria y apoyo podría corregir en alguna medida la cual a nuestro parecer, desacertada ruta de intervención planteada por el Ministerio de Cultura  y su implementación permitiría cubrir dificultades como el hecho que gran proporción de artistas no tiene seguridad social ni paga ningún tipo de plan de salud y los que lo hacen deben pagar como independientes la totalidad del valor sin ingreso económico hoy. Estos y otros problemas como del total desempleo del sector con el consecuente retraso en pago de arriendos, negación de apoyos en alojamiento y alimentación de sus familias y que están destinados a habitabilidad de calle y vendedores ambulantes se expresan como desencadenantes de una situación de pauperización total.


Es claro que aquellos grandes y medianos empresarios ya han sido cobijados con las medidas de alivianamiento de cargas en el corto plazo para ellos, la generación de créditos que plantea Bancoldex para las ong o a las fundaciones sin ánimo de lucro o agrupaciones y persona natural trabajadores y trabajadoras de la cultura aunque son una salida responsable para muchos que podrían clasificar, para muchos solo aseguraría el endeudamiento de personas y organizaciones que ya están endeudadas y con esto irían a la bancarrota. 


Estas propuestas esperamos sean tenidas en cuenta por el gobierno distrital y si es posible compartidas al gobierno nacional, como un clamor de todo el sistema de arte cultura y patrimonio y como acto de dignificación y salvamento de los ciudadanos que dependen del ejercicio artístico, cultural y patrimonial. No dejemos en el olvido a aquellos que siempre están en disposición de apoyar en momentos de crisis al país, sustentan desde siempre los tejidos próximos a comunidades vulnerables y que en el cotidiano del ejercicio de derechos transforman la violencia en arte y transformación creativa. En estos momentos de cuarentena todos los artistas se han volcado para ser de alguna manera más soportable el encierro de las familias en sus casas.


Respetuosamente,


Participantes del del Sistema Distrital de Arte, Cultura y Patrimonio
Comisión del Pacto por la Cultura Bogotá
Organizaciones Socioculturales

Comentarios

  1. Todos los años, desde la Corporación Promotora Cívico Cultural Zuro Riente p le aportamos diferentes recursos a la Cámara de Comercio de Bogotá. Igual, creo, sucede con todas las organizaciones culturales que buscaron, mediante tal mecanismo, "formalizarse" en su momento. No veo que la Declaración contemple el papel que la Camara de Comercio pueda jugar en esta emergencia. Considero dos tipos de haberes desde los cuales puede tenerse en cuenta: el registro de las organizaciones y los recursos financieros acumulados.

    ResponderBorrar
  2. Es Primordial dar a conocer las nec3sidadew del Sector, las declaraciones del MinCultuta son insuficientes para atender las reales necesidades de quienes hacemos Gestión cultural y de los Artistas, los Galeristas, Artistas y Organizqcionew solicitamos ayuda real para la crisis...!!!

    Felipe Garavito Muñoz

    ResponderBorrar
  3. Las artes escenicas siempre dagnificadas... Para muchas cosas estamos obligados pero para beneficiar, valorar y proteger nuestra labor si no contamos....

    ResponderBorrar
  4. Ese auxilio que se iba a reflejar en una pension para los artistas.de la tercera edad, era solo bombo...
    Ahora estamos pasando momentos muy dificiles y solo nos queda pedir al que todo lo puede, que nos de sabiduria para enfrentar lo que viene.
    Leer es la clave,orar y cuidarse, porque continua la cadena de la cultura de la indiferencia.Mil gracias Jorge, por ser uno de los pocos interesados en promover acciones justas y sanas.

    ResponderBorrar
  5. Ponderable iniciativa ante la emergencia presentada de improviso, clamor que ya habíamos hecho visible en redes
    sociales,alcaldia y otras instituciones, ante la
    incertidumbre que tenemos como
    colectivo artístico-pedagogco
    que propende por sembrar Conciencia
    Ambiental en la comunidad infantil
    principalmente,con el nombre de
    Jugar a Ser , cuya proyección
    nacional ha costado un esfuerzo
    considerable no sólo económico
    sino de vida. Viéndonos en el presente
    abocados a la situación de emergencia
    planteada por ustedes, damos un
    sentido agradecimiento a los d
    estamentos precisos a convocar,
    Jaime Restrepo - Silvia Duque

    ResponderBorrar
  6. Es importante también,tener en cuenta, que la literatura como arte, en este momento se quedó sin espacios de divulgación y participación- Por lo tanto se requiere que las plataformas digitales apoyen a escritores y editores en lo relacionado con: conversatorios autores, presentacíon de
    libros, recitales poéticos y posibles ventas por internet.
    Mil gracias.
    GLORIA OCASO SIN SOL

    ResponderBorrar
  7. Habría manera de ir construyendo la base de datos de nuestro sector cultural y artistico , para poderla presentar posteriormente a este proceso? att: DAVID ROD, Profesor y Bailarín de Danza Urbana

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Lo más leído

COMUNICADO No. 1 Gestíon del Pacto por la Cultura

DIALOGO ENTRE SCRD CON SDACP Y COMUNIDAD GENERAL